Muere la maestra María Teresa Pomar a los 90 años
Redacción angelguardian.mx | 1 | 13 de Enero del 2010 | 08:04


Colima.- La maestra María Teresa Pomar, directora del Museo Universitario de Artes Populares, falleció ayer martes 12 de enero por la mañana en la ciudad de México. La insigne investigadora, a sus noventa años de edad, dedicó prácticamente su vida años al rescate de los valores comunitarios y la cultura indígena nacional.

La maestra nació un 15 de diciembre de 1919 en Guanajuato, Gto.  Fue llevada a la ciudad de Guadalajara a vivir, por su padre, músico de profesión. Ahí muere su madre cuando ella contaba con sólo ocho años de edad y queda al cuidado de su nana, Antonia Badajos. 

A partir de 1940 se convirtió en una asidua coleccionista de objetos de arte popular. La primera bodega de sus adquisiciones son las habitaciones del departamento donde vive, pero luego son tantas las piezas que se ve obligada a alquilar el departamento de enfrente en el mismo edificio para habilitarlo como una ampliación de ese almacén.

Años después adquiere una casa en Coyoacán, donde con más espacio puedo seguir atesorando piezas para enriquecer sus diversas colecciones: textiles, vidrio, miniatura, juguetería, cartonería, niños dios, nacimientos, entre muchas otras. Las cuales siempre son presentadas generosamente para el montaje de alguna exposición de las tantas que cura a lo largo y ancho del país o bien en el extranjero.

Gracias a este desprendimiento, pero sobre todo por el deseo de compartir, más gente conoce y se deleite con la riqueza de las artesanías que nuestros mexicanos elaboran y que ella estimuló para que pervivan, para que en el ámbito extranjero se puedan admirar. 

Así, la maestra Teresa donó piezas de textil para el Museo de Arte Popular de Sao Pablo, Brasil, ni que decir de la organización  y puesta en marcha de los museos que en la República ha auspiciado, como es el caso de los de Hermosillo, Tabasco, Chiapas, Puebla, Jalisco, Querétaro, Veracruz, Ciudad de México, Tuxtla Gutiérrez, Tlaxcala y Monterrey, entre otros.

Siempre estuvo preocupada por preservar el conocimiento heredado por los mayores y las técnicas de su elaboración, la maestra Teresa siempre estuvo convencida de aceptar los cambios si se presentan de manera natural, nunca de imponer normas o procesos que son ajenos a los grupos de artesanos en cualquier región del país.

En ese incansable deseo que tenía  para que admiren, conozcan y aprecien los valores de la cultura mexicana en su expresión multiétnica, la maestra Teresa además de haber sido fundadora del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías, también fundó y fue presidenta de POPULART, AC, organismo encargado de crear el Museo Nacional de Arte Popular. Igualmente ganó innumerables premios por su labor en defensa del arte más puro que heredamos, el popular.


Visita nuestro nuevo sitio